El diagnóstico de la diabetes supone un gran impacto psicológico tanto para la persona que ha debutado, como para sus familiares, al tener que integrar, aprender y asimilar la diabetes en su rutina de forma que interfiera lo mínimo en su actividad diaria y bienestar psicológico.

De por vida, y con la carga emocional que ello supone, más del 90% de la responsabilidad del cuidado recae sobre el paciente o, durante largos periodos, sobre los padres/madres u otros familiares. Constante y diariamente, se han de tomar decisiones relevantes sobre el tratamiento y realizar numerosas tareas de autocuidado.

La preocupación por no alcanzar los objetivos médicos, el miedo a las complicaciones, la falta de motivación para el cuidado, el cansancio emocional por la carga del autocuidado, las interferencias de la diabetes en la vida cotidiana y los conflictos familiares que provoca son, entre muchas cuestiones, quejas de muchas personas con diabetes.

Se evidencian también alteraciones emocionales que, sin llegar a constituir un diagnóstico de trastorno, causan malestar y sufrimiento. Destaca el estrés emocional mantenido en más de la mitad de los pacientes y en más del 40% de los familiares.

Por todo ello la Asociación ofrece un servicio de atención psicológica subvencionado al 50% para todos/as los asociados/as.

Si estáis interesados en este servicio podéis poneros en contacto en el teléfono: 943320216 o por email gipuzkoadiabetes@gmail.com.